MARCA LA X SOLIDARIA





¿Qué es la asignación tributaria a través del 0,7% del IRPF?

Cada año la Administración permite a los ciudadanos y ciudadanas elegir el destino de una parte de sus impuestos. Así, al realizar la declaración de la renta, tienes la opción personal de elegir entre: destinar el 0'7% del IRPF a la realización de programas que desarrollan las entidades sociales y Organizaciones no Gubernamentales (ONG) que se dedican a trabajar en el ámbito de la acción social; optar por el sostenimiento económico de la Iglesia Católica; o simultanear ambas opciones, señalando las dos casillas.

Si no se marca ninguna de estas tres opciones, el 0'7% va a parar a los Presupuestos Generales del Estado. El dinero recaudado por esta vía es, por tanto, el resultado de la voluntad de los ciudadanos que, al marcar la casilla de Fines Sociales, o tachar con una X esta opción junto con la de la Iglesia, se convierten en contribuyentes activos y solidarios, en lugar de ser meros contribuyentes pasivos. De esta manera, la asignación tributaria a través del 0,7% del IRPF se transforma en un poderoso instrumento de la política social del Estadoque contribuye a luchar contra la exclusión social.

¿Qué opciones tengo?

· Colaborar con Fines Sociales a través de los programas de las ONG.
En este caso, únicamente debes marcar la casilla correspondiente a esta opción, y se destinará el 0,7% de tu cuota íntegra a las Organizaciones no Gubernamentales (ONG) de Acción Social y de Cooperación al Desarrollo para la realización de programas sociales.

· Colaborar con Fines Sociales a través de las ONG y también con la Iglesia Católica.En este caso, debes marcar las casillas correspondientes a ambas opciones, y se destinará un 0,7% de la cuota íntegra al sostenimiento económico de la Iglesia Católica y, además, otro 0,7% a otros Fines Sociales a través de los programas de las ONG.

· Colaborar con el sostenimiento económico de la Iglesia.

· Quedarse en blanco. Si no se marca ninguna casilla, el 0,7% de la cuota íntegra del I.R.P.F. se imputa a los Presupuestos Generales del Estado con destino a fines generales indeterminados.


¿Por qué este año es especialmente importante marcar Fines Sociales?

Porque la crisis económica está golpeando sobre todo a las personas más vulnerables. Por este motivo es imprescindible redoblar la ayuda que reciben a través de esta vía. Con el simple gesto de marcar Fines Sociales, se está ayudando a más de 5 millones de personas desfavorecidas en nuestro país. Cuando se marca la casilla de Fines Sociales, se elige libremente que una pequeña parte del impuesto de la renta, el 0,7%, se destine a este fin. Marcar la X Solidaria no supone ningún coste adicional, en el caso de que la declaración le resulte a pagar, ni tampoco una disminución del líquido a percibir, en el caso de que la declaración le salga a devolver.

¿Marcar la casilla supone algún coste económico para mí?

En absoluto. La elección de cualquiera de las opciones de asignación o la ausencia de elección no tiene ningún coste económico para el contribuyente, por lo quela cantidad resultante a ingresar o a devolver no se verá en ningún caso modificada. Por tanto, marcar la casilla de Fines Sociales o ésta conjuntamente con la de la Iglesia Católica no supone pagar más, sino que nuestros impuestos se destinen mejor, que se inviertan en actividades sociales y que, además, tengamos la capacidad de decidir a qué queremos dedicar nuestros tributos.


¿A qué se destina el dinero que se asigna al marcar la casilla de ‘Fines Sociales’?

A financiar proyectos sociales para colectivos desfavorecidos: mayores, personas con discapacidad, mujeres, infancia... Del dinero recaudado a través de esta vía, el 78% lo distribuye la Administración central del Estado entre las entidades de carácter social y se materializa en el objetivo de atender a los sectores más desfavorecidos de la sociedad. El reparto se realiza mediante la convocatoria de subvenciones con cargo a la asignación tributaria del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas. Los destinatarios finales de estos fondos son aquellos grupos afectados por carencias sociales, culturales y económicas. El objetivo de estas subvenciones es cofinanciar programas o proyectos concretos de las ONG, no sus estructuras o funcionamiento. El 19% lo distribuye el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación a través de la Agencia Española de Cooperación Internacional, cuyo destino va dirigido a proyectos de cooperación en países en desarrollo. El 3% lo distribuye el Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino mediante proyectos que promueven el desarrollo sostenible del medio rural.

¿De cuánto dinero estamos hablando?

De mucho.

Más de 260 millones de euros dirigidos a más de 1000 proyectos que son desarrollados por casi 500 ONG que persiguen mejorar la situación de los colectivos más vulnerables. Si todos los contribuyentes marcaran la X Solidaria se podría superar la cifra de los 500.000.000 de euros y ampliar sustancialmente el número de programas atendidos de esta forma. Por falta de recursos económicos el año pasado se quedaron más de 800 programas sin atender. Todas las personas contribuyentes deben conocer que las ONG que llevan a cabo los proyectos financiados por el IRPF, son organizaciones o entidades sin fines de lucro, que trabajan con los más desfavorecidos y, conforme establecen las leyes, están sometidas a las correspondientes auditorías y controles.


Como ejemplo, para el movimiento asociativo FEAFES la subvención de 2012 a cargo de la asignación tributaria de la pasada declaración de la renta (2010) alcanza los dos millones de euros. De este modo, los programas financiados atenderán distintas necesidades a más de 12.000 personas, dado que persiguen la plena integración de las personas con enfermedad mental, el apoyo psico-educativo a sus familiares, desarrollan programas en Centros Penitenciarios y fomentan el voluntariado.

 Por su parte, los datos ya definitivos del año 2011 hablan de 2.810 voluntarios formados, 632 beneficiarios del programa de Respiro, más de 4 mil personas con enfermedad mental atendidos en sus domicilios, 375 usuarios de servicios en centros penitenciarios, y un total de 5.161 familiares beneficiados por los distintos programas financiados a cargo de la subvención del IRPF.

Desde FEAFES se pide a todos los contribuyentes, en especial a aquellos relacionados con el movimiento asociativo y la salud mental, que no dejen pasar la oportunidad de mejorar la atención social en España en general y hacia las personas con enfermedad mental y sus familias en particular, marcando la casilla de fines sociales en su próxima declaración de la renta.

TODOS TE LO AGRADECEREMOS!!




Comentarios

Entradas populares