JORNADA DE CONVIVENCIA CAMPESTRE


¿Qué puede hacer un grupo de gente con inquietudes diferentes pero con un objetivo común?
Pues juntarse alrededor de una buena comida y pasar una jornada disfrutando de la naturaleza, del cuidado de los caballos y echarse unas risas.

Por fin, el tiempo nos dio una tregua y pudimos disfrutar de una agradable mañana que con tantas ganas se había preparado una semana atrás.

Gracias al equipo que formó el grupo, enseguida estuvieron preparadas las mesas con sus refrescos, las ensaladas y el rico tomate de la zona. Hay que hacer una mención especial al cocinero que dejó la carne en su justo punto y a todos aquellos que nos endulzaron el postre con delicias caseras o de la mejor pastelería.












Comentarios

Entradas populares